El campamento de la magia

Hace ya unas semanas que terminó nuestro campamento en Hogwarts.

Terminó el curso acelerado de magia que las cuatro escuelas tuvimos.  Fueron quince días de trucos, efectos, muggles, profesores, quidditch, …. y el curso ha sido realmente bueno ya que, al finalizar, los alumnos recibieron la felicitación de todo el claustro de profesores y magos.

El curso comenzó, una vez instalados en nuestras tiendas, con la bienvenida por parte del claustro de magos.

Allí estaban todos: Remus Lupin, el profesor de defensa contra las Artes Oscuras; Severus Snape, el profesor de pociones; Pomona Sprout, la profesora de herbología;  Sybill Trelawney, la profesora de adivinación; Rubeus Hagrid, el profesor de cuidado de las criaturas mágicas; Albus Dumbledore, el director de la escuela y profesor de transformaciones; y muchos más. También estaban los aurores encabezados por Nymphadora Tonks.

Minerva McGonagall, subdirectora de la escuela, fue la encargada de recibirnos a todos, explicarnos el funcionamiento de la escuela y desvelarnos las primeras sorpresas del curso.

Todos nos acogieron con muchas ganas de enseñarnos todos sus poderes.

Y nuestros aprendizajes tuvieron éxito desde el primer día, ya que los conjuros nos han proporcionado un gran campamento.

Desarrollamos mucho nuestra destreza manual. Éso nos permitió hacer fantásticas construcciones en todas las zonas de rama. La entrada de Lobatos, con su pasarela entre las dos torres, la entrada y la mesa subterránea de los Rangers, las torres de los Pioneros y su zona de reunión, y la torre Rover con su entrada levadiza …. Tres días de azadas, hachas, piquetas, madera, picos, cuerdas, amarres y esfuerzos merecieron la pena, ya que el trabajo ha dado sus frutos y el campamento estaba realmente espectacular.

El ritmo del curso era frenético y, al poco de terminar las construcciones, tuvimos que salir a buscar ingredientes para el resto de las pócimas por los alrededores de Howgarts-Quintanabaldo. Pasamos unos días recorriendo una zona realmente bella, por caminos sinuosos, atravesando penis enlargement montes y bosques de frondosa vegetación. Incluso los Rovers llegaron hasta la costa y disfrutaron de un reparador paseo en barco. Pero el objetivo de nuestra misión no hizo que el volante estuviera lleno de momentos muy divertidos con los juegos, las canciones, las piscinas….

Una vez reunidas todas las Ramas de nuevo en el campamento, y con todos los ingredientes recogidos tal y como nos habían encargado los profesores de Hogwarts, disfrutamos de unos días fantásticos en el campamento.

Los talleres, los juegos y las canciones se alternaban por toda la campa junto con las actividades más características de los campamentos de verano.

Los Pioneros y los Rovers hicieron labores de servicio en varios pueblos a la vez que se

concienciaban de la problemática que tiene la zona con el fracking y las graves consecuencias medioambientales que supondría su implantación.

Los vivacs y los días de robinson nos ayudaron a seguir aprendiendo a desenvolvernos con soltura en la Naturaleza, aprovechando los recursos que nos ofrecen y desarrollando nuestras capacidades.

¡Y no podemos olvidarnos de las Pruebas Herbert! Todo un evento que la Tropa lleva toda la Ronda esperando y en el que participa todo el grupo. De manera individual y por Patrullas, este día es realmente especial.

Al campamento no le faltaba de nada. Ni siquiera un par de buenas tormentas de esas que te truncan las actividades previstas pero que dan una vidilla extraordinaria al grupo y al campamento. Todos juntos bajo las carpas cantando, jugando, riendo…. son momentos especiales. Sin olvidar de ese olor a hierba mojada que queda en cuanto sale de nuevo el sol y que recordaremos siempre por muchos años que pasen.

Poco a poco el campamento avanzaba, los alumnos aprendían todo lo que sus maestros magos les iban enseñando y en el día de grupo tocaba ponerlo en práctica y demostrar nuestros avances. Trucos, pociones, conjuros y quidditch fueron los protagonistas de una jornada realmente mágica.

El día salió redondo y todos los alumnos demostraron sus progresos y los grandes conocimientos mágicos que habían adquirido.

¡Y qué mejor forma de celebrarlo que con una buena fiesta!

Como todos los años, el Comité de Padres vino desde Burgos para ofrecernos una actividad divertidísima en la que lo pasamos en grande. ¡No sabéis cómo os los agradecemos, papis!

Tras la fiesta, llegó el turno del día de las familias, aunque más bien habría que llamarlo el día de LA FAMILIA. Chavales, Responsables, padres y antiguos miembros del grupo nos reunimos ese día en el campamento pasando un gran día de convivencia y celebración dentro de un ambiente realmente fantástico, propio de la gran familia del Grupo Scout Antorcha.

Lo único malo era que el campamento estaba llegando a su fin. Al día siguiente ya tuvimos que empezar a trabajar de nuevo para recogerlo todo.

Sin embargo, aún quedaba el momento más importante del campamento y, posiblemente, de laRonda: las ceremonias.

Todo el trabajo del año quedaba reflejado en un montón de Promesas de Lobatos, territorios, retos, Compromisos Rangers, cueros de Pioneros, idearios de Clanes, proyectos personales de vida…. Todo ello culminado por el momento en el que Sergio, Claudia y Cristina nos hicieron partícipe a todo el Grupo de su compromiso con el Escultismo al hacer sus Promesas Scout.

Unas ceremonias llenas de emoción en las que no faltaron algunas lagrimillas tanto en las tres Promesas Scout como en los diferentes pasos de Rama.

Ya sólo nos quedaba un día de trabajo terminando de desmontar las construcciones, las tiendas, el material… y recoger perfectamente la campa para que no quedara ningún tipo de consecuencia de nuestro paso por allí.

Viajes y más viajes hasta el pueblo transportando todo y cargándolo al camión para emprender viaje de vuelta a la base, donde los padres nos ayudaron a guardar todo el material y poder descansar al fin de esta dura jornada.

No queremos terminar este artículo sin agradecer a toda la gente de Quintanabaldo su atención y su cariño, ya que éso nos ayudó a mejorar también el camapmento. Nos hemos sentido realmente a gusto y muy bien acogido. Muchísimas gracias.

Y ya terminamos. Seguro que a todos se os dibuja una sonrisa al leer este artículo y recordar los grandes momentos que hemos vivido en el campamento…. y seguro que alguna más cuando veáis las . Lo mejor de todo, a día de hoy, es que ya queda menos para el campamento de verano de 2014.

Buena Caza

A %d blogueros les gusta esto: